Trabajos a bordo de un crucero

EXALUMNOS DE INACAP: ¡PREPÁRENSE PARA EMBARCAR!

Puede resultar muy atractivo, sobre todo por los excelentes sueldos a los que se puede acceder. Sin embargo, para trabajar en un crucero hay que cumplir con importantes requisitos y tener la capacidad de adaptarse a una estricta y agotadora disciplina. Por medio de dos convenios que posee con importantes empresas dedicadas a este tipo de reclutamiento, INACAP da la posibilidad a sus egresados para optar a este tipo de trabajos

¿No lo sabías?

Trabajar en un crucero que recorra distintos lugares de nuestro planeta es para muchos el “sueño del pibe”. Idílicas imágenes de aguas cristalinas y de atardeceres en islas paradisíacas. Lujo, entretención, viajes, playas, exóticos países, sofisticación, baile, juegos…Con todo ello se asocia la imagen de estas embarcaciones, verdaderos complejos turísticos “Cinco Estrellas” que, como tales, generan un número de puestos de trabajo realmente significativo.

No obstante, el nivel de preparación que exigen para toda su tripulación es igualmente alto: capacitación marítima, inglés fluido y experiencia laboral relacionada con los cargos a los que se quiere postular… eso como mínimo para que el sueño se pueda cumplir.

En nuestro país y en Latinoamérica existen empresas dedicadas al reclutamiento de personal para trabajar en los cruceros, algo muy atractivo en términos de desarrollo laboral. ¿Qué ofrecen? Excelentes sueldos, buenísimas propinas y la posibilidad de compartir con personas de diferentes nacionalidades, entre muchas otras cosas.

Pero también está la otra cara de la moneda: acostumbrarse a estar lejos de la familia y amigos, soportar jornadas de siete días semanales, sin días libres, en períodos que van entre los 4 y los 8 meses de trabajo; y tener la capacidad para adaptarse a un entorno de vida restringido.

¡Bienvenidos a bordo!

Las compañías Selection Partners (SP) , argentina, e Internacional Ship Management Agency, Ltd. (ISM), chilena, actualmente mantienen convenios con INACAP para alumnos y egresados. La primera, específicamente para las carreras de Hotelería y Gastronomía de las sedes Apoquindo, Rancagua, Talca, Valparaíso y La Serena, mientras que en la segunda la oferta es más amplia, ajustándose a los diferentes puestos que ofrecen las compañías de cruceros, los cuales incluyen hotelería, gastronomía, turismo, secretariado, relaciones públicas, enfermería, inglés, ingenierías, técnico en sonido, fotógrafos, recepcionistas, vendedores, anfitriones, ¡y hasta teatro!, entre muchos otros.

Ambas se encargan de registrar, seleccionar y capacitar a los egresados y alumnos para trabajar a bordo de los cruceros que pertenecen a diferentes compañías navieras. “Nosotros reclutamos durante todo el año, siendo algunas fechas más fuertes que otras, como por ejemplo entre enero y mayo, cuando comienza el verano europeo”, nos cuenta Julio Bustamante, Gerente General de ISM, quien agrega que “el convenio con INACAP está totalmente vigente y por los menos en el último año se han embarcado a través de nosotros alrededor de 30 egresados de la institución”. Ex alumnos que deben cumplir importantes requisitos: edad entre 21 y 28 años, salud compatible con la vida en el mar, experiencia comprobada de un año en relación a lo que van a realizar a bordo e inglés sobre un 70%. Este último punto, Bustamante lo destaca por sobre los demás, ya que la buena comunicación con los pasajeros y el resto del personal es un factor primordial.

Graciela Bidone, Gerente de Operaciones Internacionales de SP, empresa que realiza reclutamientos para Hotelería y Gastronomía entre una y tres veces al año, dependiendo de la compañía de cruceros, refuerza esta idea: “La entrevista se hace totalmente en inglés. Saber este idioma es muy importante para trabajar a bordo, aunque en el caso de nuestras compañías el nivel de exigencia tiene que ver con el tipo de trabajo y la posición. Por ejemplo, puedo ubicar en la parte restaurantes candidatos que no tienen buen nivel, pero les damos la oportunidad de que lo mejoren y, si eso sucede, tienen la posibilidad de acceder a posiciones más altas”. A esto se suman los mismos requisitos que pide ISM, aunque Graciela incluye otro: “actitud y orientación al cliente, son factores clave. El perfil del postulante debe responder al de una persona alegre, espontánea, extrovertida, muy responsable, con actitud de servicio y compromiso”.

Y agrega: “Alrededor de un 20% de los candidatos que hemos ubicado a bordo son de INACAP”. De 40 alumnos que se han presentado este año a nivel nacional, diez han quedado seleccionados y, de acuerdo a lo que nos contó Alain Dussert, Director de la Carrera de Hotelería Sede Apoquindo, la mayoría pertenece a esta carrera. Otro dato para tener en cuenta en esa línea: en una selección de noviembre del 2005, de un total de 43 candidatos aprobados, 16 eran ex alumnos de INACAP, es decir, alrededor del 37%.

“Este tipo de trabajo es muy selectivo, debido a que no todos nuestros alumnos y egresados saben hablar inglés. Pero siempre es muy atractivo, ya que es un tema que va asociado a recorrer el mundo, hacer un excelente currículum y a ganar mucho dinero”, subraya Carolina Barrientos, Coordinadora de Empleabilidad de INACAP Apoquindo.

¿De cuánto hablamos? De salarios mayores a los 2.200 dólares mensuales, con la posibilidad de aumentar el monto con las propinas. Como un ejemplo, los sueldos en la cocina parten en los 750 dólares para un tercer cocinero, hasta los 5.000 para un chef. Si hablamos de comedor o bar, son alrededor de dos mil o dos mil 500, mientras que un recepcionista puede obtener 1.500 dólares como sueldo fijo mensual.

Caterina Rodríguez y Cristóbal Pacheco, son exalumnos de Inacap. Ella estudió Servicios Turísticos, mención Viajes y Turismo, mientras que él se decidió por Administración en Producción Gastronómica, mención Pastelería. ¿Qué tienen en común? Ambos postularon y fueron seleccionados para trabajar a bordo. Caterina a través de ISM y Cristóbal por medio de SP.

De acuerdo a lo que nos cuenta Caterina, para ella no fue fácil. “Mi trayectoria laboral no me ayudaba mucho, sin embargo, gracias al convenio y de acuerdo a mi perfil, me ubicaron en un puesto en la compañía Pullmatur Cruises, donde trabajo desde hace cuatro meses”.

Cristóbal repetiría, sin pensarlo, la experiencia.

Los cupos disponibles dependen de las necesidades de cada organización. “No existe un número definido. La cantidad de personal necesario para estos próximos dos años es de aproximadamente 12.000 personas en las diferentes compañías alrededor del mundo. Otro dato: cocineros es lo que más buscan las compañías y en la India, por ejemplo, se contratan cerca de 3.000 al año”, resalta Julio Bustamante.

Posibilidades de volver

En general, todas las compañías marítimas exigen lo mismo. Luego de la selección y de un entrenamiento (que en la mayoría de los casos tiene un costo), la palabra final la tienen los representantes de las compañías de los cruceros asociados, quienes realizan las últimas y definitivas entrevistas.

Cuando se ha cumplido con los requerimientos básicos y los postulantes han sido seleccionados, deben tramitar su Visa, dependiendo del país de destino desde el cual se embarcarán. También deben tener el pasaporte vigente, los exámenes médicos que constaten que su estado de salud es compatible con las labores exigidas. En el caso de las compañías que trabajan con SP, el costo del viaje de traslado hasta el lugar donde la persona contratada abordará el crucero corre a cargo de la empresa.

En cuanto a los puertos de embarque, éstos son variados: “En general son Barcelona, Sao Paulo, Miami y Nueva York”, señala Julio Bustamante. Una vez abordo, las compañías proveen alojamiento, alimentación y vestuario durante los períodos que dure el crucero, por lo cual el salario es íntegro para el bolsillo. En el caso de SP, todos aquellos candidatos que hayan o estén estudiando en cualquiera de las sedes de INACAP, tienen ciertos privilegios. “Selection Partner no realiza ningún cargo por administración o impuestos y en los casos en que la compañía exige un training, todos los alumnos o exalumnos de INACAP pagan un 30% menos. Además, a todos aquellos que no tengan resultados positivos en la entrevista se les reintegra el dinero pagado por concepto de entrenamiento”, aclara Graciela Bidone.

Si cumples en forma exitosa con el primer período, podrás acceder a nuevas contrataciones. Eso sí: no es posible extender los contratos sin abandonar por un período de tiempo pre establecido el barco. Y si tu desempeño es muy bueno, tienes la posibilidad de ascender dentro de la estructura de la organización. Pero si eres flojo y no cumples, podrías ser despedido. Ahora bien, si sufres algún contratiempo de salud que escape de las manos del equipo médico a bordo, la compañía contratante paga tu regreso al país de origen y el tratamiento médico si lo necesitaras. Cuando te hayas recuperado y dado de alta, se te asigna una nueva fecha de embarque.

Carolina Barrientos finaliza: “Estos convenios son muy significativos y relevantes para los egresados y alumnos interesados en ocuparse a bordo de los cruceros, debido a que se les otorga la oportunidad de poder postular a un tipo de trabajo que, además, en algunos casos puede ser convalidado como práctica. Por otra parte, nos entrega un valor agregado como institución, debido al alto nivel de exigencia requerida”.

Fuente original http://newsexalumnos.inacap.cl/noticia.php?id=20071125231018

zp8497586rq