p>La oportunidad está en los cruceros!


El piano le da la bienvenida a los 2.600 pasajeros que se suben en Valparaíso a bordo del crucero Star Princess para partir rumbo a San Francisco, Estados Unidos, en un viaje que durará 19 días y será una travesía por casi diez puertos, que se disfrutará de principio a fin.

Cinco restaurantes, tres salones de espectáculos, casino de juegos, discoteca con vista panorámica, canchas para practicar deportes, gimnasio, simulador de golf, cuatro piscinas y un spa son parte de la entretención y comodidades a bordo de este enorme crucero.

Para que la experiencia de los pasajeros sea inolvidable y todo funcione a la perfección, detrás hay una tripulación de 1.100 personas que, sin importar que no compartan el idioma, ni la nacionalidad, sí tienen en común el espíritu de aventura y de servicio, y las ganas de ganar más dinero del que se junta trabajando en tierra.

Michael Gutiérrez, ex alumno de Administración de Empresas Turísticas de la sede Apoquindo, vio la enorme oportunidad de trabajar arriba de un crucero y consiguió embarcarse en Star Princess a través de un reclutamiento realizado en su sede.

“Nunca antes me había subido a un barco. Cuando lo vi mi primera impresión fue ‘donde me vine a meter’, porque era gigantesco. Además cuando estás adentro ves mucha gente, de muchas partes y de repente te asustas con eso. Los primeros días son bien difíciles para aclimatarse y para entender bien a los otros en inglés, porque todos tienen acentos distintos y mezclan sus propias jergas”.

Saber este idioma es fundamental en este tipo de trabajos, donde el inglés se convierte en la lengua que los comunica a todos. “Por suerte sabía inglés de antes, porque cuando entré a INACAP me di cuenta que en las clases me sentía súper perdido. Entonces congelé un año para ir a estudiar inglés a Estados Unidos. Me las arreglé como pude. Junté plata trabajando, saqué mis ahorros y vendí unas cosas para pagarme los pasajes. Estando allá me puse a trabajar pintando casas y entré al Community College de las Vegas Nevada”, cuenta Michael.

Una vez que pasa la primera impresión de estar en un barco donde el trabajo no para, y especialmente después de bajar en el primer puerto y de recibir el primer sueldo, las cosas se van poniendo mejor.

“El primero donde me bajé fue en el Caribe, en las islas vírgenes. Ahí te empieza a gustar la cosa y enganchas con que todo se viene así. Que los próximos puertos donde te vas a bajar son tan espectaculares como el primero y eso es impagable. Además acá está la papa. No pagas nada, te dan todo, el sueldo es bueno, llegas a lugares donde nunca te imaginaste que irías y culturas muy diferentes. Conozco la mitad del mundo y más encima lo hice ganando plata”.

También la experiencia es espectacular porque “haces vida social con el resto de la tripulación y tienes la oportunidad de perfeccionarte si inviertes tu tiempo libre en eso y aprovechas los cursos que se dan a bordo”, como de liderazgo o idiomas.

En general todos crecen tanto personal como profesionalmente, “yo entré como buffet Stuart, uno de los cargos básicos de atención en los restaurantes, y fui ascendido tres veces hasta que llegué a garzón. Acá es muy fácil llegar arriba si trabajas bien y tienes una buena actitud”.

Es una excelente escuela y fuente de ingresos, pero hay que hacerlo con un objetivo claro, porque trabajar en un crucero no es fácil. Son muchas horas de trabajo, levantarse y acostarse en el mismo lugar y compartir todo el día con la misma gente.

Según Michael para resistir de mejor manera el ritmo de los cruceros hay que “tener carácter fuerte, ser motivado, sentir siempre el hambre de querer más y tener un propósito claro con en el viaje para apoyarse en los momentos difíciles. Por ejemplo el que me planteé yo que era tener un departamento propio antes de los 30 años y por suerte puedo decir que lo cumplí”.

A fines de marzo Exalumnos INACAP visitó el crucero Star Princess durante su paso por Valparaíso para identificar más oportunidades laborales a bordo para los egresados. De acuerdo a una alianza con la empresa que realiza la selección de personal para estos cruceros, a medida que surjan vacantes se realizarán reclutamientos de los cuales te informaremos oportunamente.

Fuente original http://www.inacap.cl/tportalvp/?t=141&i=2&cc=9772.1279&tm=3

zp8497586rq